archivo

Difusor de arte minoritario

 

 



Anuncios

¿Qué es y cómo surgió La Montaña?

 La Montaña es un colectivo sin ánimo de lucro creado con la intención de servir como plataforma de difusión para propuestas culturales de calidad que no pueden acceder a los grandes canales de información por moverse al margen de los mismos  o por no tener la atención que seguramente merecen.

Basándonos en licencias Creative Commons ponemos al alcance del público, a través de medios digitales, propuestas culturales que creemos que merecen la pena y damos la opción, además, de adquirir la obra en su formato físico. Pensando en los artistas, ofertamos la posibilidad de la manufactura artesanal de las obras por nuestra parte, evitándoles así la obligación de recurrir a fábricas y reduciendo el coste final de las mismas.

La idea surgió cuando íbamos a editar el primer disco de Buzo – banda a la que pertenecemos-. El disco había sido grabado íntegramente por nosotros en el local de ensayo y en un estudio casero que tenemos así que, siguiendo con la filosofía del “Do it yourself”, pensamos en las posibilidades de difusión con las que contábamos y finalmente decidimos crear La Montaña para albergar nuestro disco y difundirlo de una manera más eficaz; controlando nosotros todo el proceso. Después, se nos fue de las manos y decidimos echar un cable, dentro de nuestras posibilidades, a aquellas bandas cuya música nos gustase o nos dijese algo.

¿hace falta cumplir algún requisito para formar parte de ella?

El único requisito es que a nosotros nos guste la propuesta artística que se nos ofrece. Que nos resulte interesante y estimulante. Cada vez le dedicamos más tiempo a esto y, como te decía antes, lo hacemos sin ánimo de lucro. No vemos ni un euro por el trabajo realizado. Por eso consideramos básico que nos ilusione un proyecto; para poder dedicarle todo nuestro esfuerzo.

¿Conlleva algunas obligaciones o precio?

En La Montaña no hay dinero de por medio. Puro amor al arte. El único dinero que se mueve en La Montaña es el que se genera con la venta del formato físico de las obras y, en ese caso, lo tenemos claro: toda la ganancia es para el artista. Nosotros no somos más que una plataforma de difusión. Estamos en esto porque nos gusta, no pretendemos sacar rendimiento económico de ello.

En cuanto a las obligaciones; los artistas que alberguen sus obras en La Montaña únicamente deberán aceptar que éstas estén a disposición del público que visite la página web. No me refiero sólo a la descarga libre de los contenidos (algo que defendemos pero a lo que no obligamos) sino también a la muestra completa de la obra aunque ésta no pueda ser descargada. Esto es algo que queda a elección del artista.

¿Dónde ves a la montaña en un año?

Pues espero que creciendo paulatinamente como ha hecho hasta ahora y albergando otro tipo de contenidos artísticos, no sólo grupos musicales. Nuestra intención primera – y así queda especificado en la web- era la de crear una plataforma de difusión de arte minoritario y en eso estamos. Una plataforma que englobara todo tipo de manifestaciones artísticas, desde literatura o fotografía hasta cartelismo, pintura, cine o esculturas de caca (esto puedes quitarlo si quieres pero es que me apetecía decir “caca”), Nota del entrevistador: Lo dejo!.

¿Hay planes a LP?

De momento queremos centrarnos en la promoción y distribución de las bandas que ya están en catálogo y comenzar a mover a otras nuevas que se van a incorporar. Como te comentaba, estamos abiertos a todo tipo de contenidos así que, en este caso, supongo que los planes llegan; no se buscan.

¿Es cierto que todo el colectivo se ducha pensando en ti o en tu hermano y también fundador Pablo?

Suena muy mal que lo diga yo pero supongo que sí. De hecho nos ha llegado algún que otro mail de distintos integrantes de grupos del colectivo que así nos lo hacían saber. Emails un tanto subidos de tono y pidiéndonos cosas que está feo reproducir en una entrevista. No me gusta dar nombres pero Gonzalo, de Trinidad, llegó a enviarme un video en el que se desnudaba sensualmente al ritmo de una canción de Buzo. Evidentemente le invité a cenar.

¿Qué podemos hacer si tenemos una banda y queremos participar?

Es muy sencillo. Os podéis poner en contacto con nosotros mediante varias vías. Bien mandando un mail  o entrando en nuestra web y rellenando el formulario de contacto. También estamos en facebook. Nos contáis que es lo que buscáis, nos enviáis una muestra de lo que hacéis y si nos resulta interesante las puertas de La Montaña se abren de par en par. Estamos abiertos a todo; cualquier propuesta es siempre bien recibida.

¿Cuál es vuestro techo?

Te diría que nuestro techo es un artesonado de madera de nogal del siglo XVII pero imagino que no me preguntabas eso. Hablando en serio, nuestro techo es simplemente que la etiqueta de La Montaña se convierta en una “garantía de calidad” (¿He dicho simplemente? ). Mantener la coherencia y el sentido común con el que fue creado el colectivo y no perder la honestidad con nosotros mismos ni con los artistas que albergamos. Partir siempre desde la humildad y tratar con el mimo que merecen todos los contenidos que promovemos. Que la gente con la que trabajamos se considere querida y respaldada. Y, por supuesto, que nos den un Grammy Latino.

¿..festivales, acciones…?

Ya estamos organizando cosas. No somos un sello al uso y no nos dedicamos a la organización de eventos pero, desde la humildad, nos apetecía hacer oficial la existencia del colectivo y por eso estamos trabajando en una presentación del mismo de aquí a un par de meses. Habrá actuaciones de los grupos integrantes, proyección de videoclips, venta de productos….

También estamos moviendo la celebración de nuestro primer año de vida que, seguramente, se convertirá en un pequeño festival de un par de días de duración en el que, esta vez sí, actuarán todas las bandas con las que trabajamos.

¿Hablamos de algo más o nos centramos en bandas de música?

Como te comentaba; nuestra intención es la de albergar todo tipo de contenidos artísticos. Somos gente a los que les apasiona tanto la cultura, el arte y la creación en general como aborrecen la industria que las rodea actualmente. Intentamos ofrecer aquello que, creemos, los creadores merecen. Novela, poesía, ensayo, pintura, escultura, cómic, cine, diseño, música, fotografía….todo cabe. Las montañas son muy grandes.

¿Es fácil coordinar a tanta gente? ¿Cómo se dirige la montaña?

Para un tipo como yo no es fácil coordinar a tanta gente; pero esto es básicamente por mi incapacidad para coordinar nada con éxito. La Montaña está dirigida (no me gusta enfocarlo así) por mi hermano Pablo y por mí. Ambos pertenecemos a dos grupos de música (Buzo y Comadreja Mambo) además de otros grupos por los que hemos pasado y con los que hemos colaborado. Desde siempre nos ha encantado componer, tocar, grabar, escribir relatos, hacer cortos… en fin; no estar parados. Por eso supongo que La Montaña no es más que el reflejo de todo aquello que nos gusta. Si algo te estimula; resulta mucho más sencillo de dirigir.

En el colectivo todo se habla, no hay nada firmado y todo artista que esté con nosotros tiene voz y voto en los asuntos que surgen. Somos un colectivo, no una empresa. Lógicamente, ciertas decisiones sí que las debemos tomar nosotros dos de manera unilateral. La coordinación se suele articular por internet , vía mails o facebook, pero también nos gusta reunirnos cuando podemos. Siempre llego tarde a las reuniones.

ENLACES DE INTERÉS:

web

facebook

 mail

bandcamp

GRUPOS EN CATÁLOGO:

Trinidad

Gatomidi

Brandauer

Ilsen

Dreamy Eyes

Delocksley

Radar

Buzo

Comadreja Mambo

por James F. Uster

P.D.:

Los que llevan el cotarro en La Montanya son estos dos tíos:



El 21 de noviembre tendrán lugar les manufactures 7 !!

Del blog que Les Manufactures tienen en Tea-Tron hemos sacado la siguiente información:

Seguimos celebrando en lunes y a la vez cumpliendo 4 años de existencia. Recogiendo las peticiones y deseos del público, ésta ha sido la fecha elegida. Una fecha que no es solo una elección puramente temporal, también con intención. Es también una elección de contexto.

En esta ocasión el público, o sea , nosotros, decidimos y hacemos. Marcada la fecha, iniciamos un proceso de elaboración y construcción hacia un día que con toda seguridad será el inicio de una nueva etapa. Está claro que unas elecciones generales dependiendo del momento en que tienen lugar, pueden resultar más transcendentes que otras. Aunque un número considerable de público considere que está claro lo que va a pasar, no es certero hasta que no sucede. Esta edición será así, con un añadido de incertidumbre.

El 21 de noviembre de 2011, les manufactures 7 tendrán lugar, pase lo que pase el 20.

vídeo de promoción

Bonnie Prince Billy en Valencia (26102011) Sala El Loco, organiza: Tranquilo.

Ya lo anunciaba Eduardo Guillot en el NEO, que iba a ser el concierto del año en Valencia. Los que lo vimos hace ya cuatro años en el Auditorium de Benicassim, también pensábamos lo mismo.

Esta vez, Will Oldham, iba acompañado de una formación peculiar: un contrabajista, que sacaba su arco de vez en cuando, un batería que rozaba en muchas ocasiones el papel de percusionista minimalista, un teclista, un guitarrista y un bajista que hacía coros (el mismo de antes), un teclista que hacía coros (también el mismo de antes), el mismo guitarrista que he mencionado antes que cantaba junto a Will como una voz de acompañamiento, tratándolo de tú a tú, y para cerrar el círculo, una mujer que me hizo pensar cada vez que le miraba a los ojos en María de Medeiros, y que cantaba y acompañaba a Will.

Si eres una aficionado al Folk, blues, Rock etc. música de fabricación Norteamericana, la primera sensación que tienes al escuchar un músico como Will Oldham es la naturalidad con la que se comporta dentro de estos géneros. Y no sólo él, sino, él y toda su banda. Parecerá una constatación elemental, pero, tiene una razón de ser, lo hemos oído y lo hemos dicho millones de veces: ellos lo llevan dentro, no lo pueden evitar.

Y así es porque, si tu vas a un pueblecito cercano a Denver, en pleno mes de agosto, es un pueblo como podría ser Casas Ibañez, provincia de Albacete, son las fiestas del pueblo, las calles están repletas de familias, de jovenes, viejos, son las fiestas del pueblo, vamos, hay unos cuantos escenarios montados, te acercas a ver los conciertos, y lo que oyes, no es pachanga, no, es rock, es blues, es folk.

Will Oldham, a mi entender, lo tiene claro, hace la música que le conecta con sus raíces, con lo que es y siempre ha sido, no sólo él sino también el país del que proviene. Sus canciones, y su pose, a veces se acercan a la de un predicador loco del sur de los EEUU, acompañado por un coro, porque, el concierto por momentos se convertía en una coral, donde la instrumentación daba paso a ser un mero soporte del juego de voces, juegos vocales ejecutados con maestría. Will Oldham, no es sólo un gran compositor, me atrevo a decir que sobre todo es un gran cantante percutivo acompañado de un grupo de grandes cantantes.

Pero, lo realmente grande de todo esto es que, mientras actuaban, se percibían dos cosas que para el espectador es especialmente importante a la hora de sintonizar con una propuesta: por un lado tocaban sin complejos, es decir, no tenían miedo a fallar o a improvisar, o a ver hacia donde les llevaban las canciones: pasión por encima de ejecución; y por otro lado, y debido a esto primero, se notaba en todos ellos que se lo estaban pasando bien, que estaban haciéndolo lo mejor que podían, sin complejos, sin rigideces, sin artificios, llegando al punto de transmitir una sencillez que te acercaba cada vez más a ellos porque parecían estar diciendo: sí, toco, pero, en el fondo esto no quiere decir nada, porque en mi país, todo el mundo tiene una guitarra en casa.

Y así es porque es verdad que en los EEUU todos tienen una guitarra en casa, y Will Oldham se hará viejo y seguirá tocando, vendrá, o no, a Valencia, o a cualquier otra parte de Europa o del mundo, y volverá a Louisville, y seguirá haciendo su música, porque allí, en los EEUU, la música que hace Will es la música del pueblo. Una música que Will ha llevado más allá, una música que, sin dejar de ser lo que es, parece haber aunado todo lo que ha sido hasta ahora, para, ser vomitado hacia una nueva dimensión.

Foto: Juan Terol

Nota:

No quiero acabar esta crónica sin hacer algunas reflexiones más:

El Hijo hizo un gran concierto, sus temas en directo cogen una fuerza y un valor que en el disco a veces quedan solapados por un cierto tedio. El hijo es un muy buen compositor y está intentando tender puentes entre diferentes corrientes sónicas. No le sorprenderá a nadie si digo que su propuesta es hoy por hoy de las más interesantes del panorama musical, cuando lo oigo pienso muchas veces en Vainica Doble.

El sonido del concierto de El Hijo no fue tan bueno como el de Bonnie Prince Billy y esto quiero achacarlo a una razón: la gente que habla. Y esta reflexión, que me hice mientras oía a El Hijo, me llevó en aquel momento a otra: ¿para qué va la gente a los conciertos en España? Y esta pregunta me lleva a la reflexión anterior que me he hecho mientras hacía la crónica del concierto de Bonnie Prince Billy: ¿qué música gusta en España?

La respuesta no la encontraremos en la Sala El Loco o en cualquier otra sala que programe conciertos como los de El Hijo o de Bonnie Prince Billy, la respuesta la encontraremos yendo este verano a Casas Ibañez y preguntando quién va a actuar en las fiestas del pueblo de este año.

(texto: Néstor Mir)

 

 

Usuario de Tumblr destacado: Juan Terol

Blog: Mi media naranja

Ciudad: Valencia, España

Primera publicación: Junio de 2010

Nacido en Valencia en 1974, empezó a trabajar como fotógrafo en 2002, en un plató donde realizaba fotografías de estudio con fines comerciales. Aunque no era el trabajo de sus sueños, le permitía vivir de la profesión. Desde 2009 es freelance y realiza trabajos de índole más creativa. Por un lado, intenta sobrevivir con encargos de clientes de todo tipo (teatro, música, contenidos web, banco de imágenes) y, por otro, alimenta sus obsesiones más personales a través de las fotografías que realiza y que acaban en su blog. No se define como un fotógrafo que empiece y acabe series cerradas con alguna temática concreta: le atrae más la continuidad a la hora de construir bloques de imágenes. El retrato es una de sus mayores obsesiones. Experimenta con la idea de romper la imagen estática del retratado y, a menudo, duplica el fotograma y juega con la nueva composición.

¿Qué te llevó a empezar este proyecto en forma de blog?

Mi media naranja surge de la necesidad de crear una especie de diario fotográfico. Tenía ganas de que mis fotos se ordenaran por sí solas y no de manera más sesuda o estudiada. El ejercicio ha sido muy interesante porque ahora que hay más material puedo ver (en unos pocos minutos) cómo crece mi ideario fotográfico. Con este sistema me encuentro cómodo, más libre y sin demasiadas premisas con el acto de fotografiar.

¿Por qué elegiste Tumblr para alojar tus contenidos?

Buscaba un entorno blog donde subir, a modo de diario, mis fotografías. Con Tumblr descubrí ese entorno perfecto donde poder elegir mi manera de presentar y compartir esas imágenes. Me encanta el modo reblog.

¿Qué blogs de Tumblr te sirven de inspiración?

Sería una lista interminable porque en Tumblr puedes encontrar cientos de páginas con contenidos de lo más variado e interesante y unas te conducen a otras. Algunos de mis favoritos: Kim Jong-il looking at things, Death ChurchSleeping tigers, Juan de Marcos y El-Masri

(por el blog del equipo)

Juan Terol es además batería de Lülla, Ontario y Trinidad