Ha llegado el momento: Festival Directo en Escena (19, 20, 21 y 22 de abril, sala Ruzafa)

Cuando un buen día coges una guitarra y te pones a escribir una canción, es muy poco probable que te imagines haciendo algo con ella que no sea tocarla subido a un escenario.

La razón de ser de la mayoría de los músicos es la de tocar en directo. Encontrar el hueco para tocar en directo, encontrar un espacio, un lugar para que el público pueda evaluar qué es lo que el músico le está ofreciendo.

Muchas veces se asocia la música, el ir a un concierto, con un tipo de diversión de desahogo, lúdico-festivo, de fiebre de sábado noche.

A veces la música parece que sólo puede llevar a este tipo de lugares comunes. Pero, por suerte las personas somos mucho más complejas que los mercados, que los creadores de tendencias mercantiles y acabamos nosotros mismos alimentando este tipo de tendencias. Acabamos definiendo nuevas maneras de divertirse, nuevas maneras de pasarlo bien.

Es verdad que bailar es divertido, es verdad que reirse es divertido, que olvidar puede ser divertido, todo esto es cierto, pero también es cierto que puede ser muy divertido que nos cuenten historias, historias tristes, alegres, oscuras, luminosas, todo tipo de historias. Es verdad que para que te guste que te cuenten historias te tiene que gustar escuchar. Escuchar el sonido de las palabras, tener la curiosidad de querer saber qué hay detrás de ellas.

Con el Festival Directo en Escena hemos querido crear ese espacio especial para el músico. Un espacio donde no sólo se podrá escuchar su propuesta musical sino donde más que nunca sus letras quedarán casi desnudas. El público podrá escuchar claramente lo que va a contarles el músico.

El público irá a estos conciertos como puede ir al cine o al teatro. Se podrá sentar en sus butacas, escuchar y viajar con su imaginación.

Como el festival dura cuatro días, casi podemos decir que se trata de una muestra. Una selección de músicos que le dan a sus letras una importancia vital. Sería muy interesante para el público activo plantearse la posibilidad de asistir a los cuatro días del festival, tomar nota de las actuaciones de los músicos y evaluar los mensajes que cada uno de ellos intenta transmitir. Los conciertos, en el Festival Directo en Escena, no se acaban con la música, todo lo contrario, igual que un poema o una novela se quedan repicando en nuestra cabeza cuando nos ha gustado, las letras de las canciones que se escucharán en este festival, quedarán adheridas en la cabeza de los espectadores, las que les hayan gustado, y darán pie a todo tipo de reflexión introspectiva. Esa es la virtud de la palabra.

Además:

Acompañando el Festival se hará una exposición especial.

Se trata de una muestra del proyecto “Portrait Sounds Vol I”.
El fotógrafo Juan Terol y la escritora Carolina Otero se han unido para retratar mediante imagen y versos a muchos de los personajes representativos de la escena musical valenciana.

Varios de ellos, precisamente, estarán actuando en el festival (En la foto Marc Greenwood de Maronda & La Habitación Roja).
diseño de la  muestra (carteles de la expo): Ricardo Cañizares
1 comentario
  1. Efrén dijo:

    Buena iniciativa, tanto los conicertos como la expo de fotos. Contad conmigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: