Senior i El Cor Brutal en el Tentaciones (por Rafa Cervera)

Se llama Senior y no hace americana, hace valenciana

Rafa Cervera

 

 

019

Si se le pregunta a Miguel Ángel Landete por qué eligió el nombre de Senior para su bautismo artístico, la respuesta es concisa: “Porque en mis grupos anteriores estaba en nivel junior”. Así es Senior, mezcla de socarronería valenciana y pasión por ese rock norteamericano con raigambre folk. Un cantautor acompañado por una banda de rock, El Cor Brutal.Un músico que en lugar de coleccionar discos de Silvio Rodríguez, prefiere escuchar los de Wilco, Bonnie Prince Billy, Guided By Voices o M. Ward. “Landete es un bebedor heterosexual del Mediterráneo –explica el interesado en un garito cualquiera del Barrio del Carmen- recién entrado en la cuarentena y con especial devoción por la música americana. Y Senior es ese mismo sujeto cuando se pone a escribir, grabar e interpretar en directo sus canciones. En cuanto al Cor Brutal, es un colectivo de músicos a los que les gusta lo que hago y que mejora mis canciones y a mí mismo”.

 

Landete empezó en la música a los 17 años, “cuando el formato CD apareció en el mercado”, y desde entonces no ha dejado de hacerla, bien con otras formaciones (Euro-Trash Girl) o por su cuenta, primero en Landy y, desde hace unos años, como Senior. “Es una necesidad vital. O hago música o alguien saldría lastimado”. Senior ha conseguido romper el maleficio que hace invisibles a muchos grupos valencianos fuera de su ciudad, al encontrar una calurosa acogida en Cataluña. Fue hace unos meses, cuando Mishima le invitaron, sin el Cor Brutal, como telonero para un concierto en el Palau de la Música de Barcelona. “El sitio es precioso, sonaba muy bien y la gente estaba muy predispuesta a recibir una buena sesión de música.  Mishima salieron de allí a hombros. Yo intensifiqué mi repertorio, escogí las canciones más bruscas que tengo y todo salió muy bien”. El pasado septiembre regresó a Barcelona, esta vez acompañado de su banda, para tocar en las fiestas de la Merçé. La experiencia fue todavía mejor. “Empezamos de día y acabamos de noche, y eso mola mucho. El sonido era potente así que afilamos nuestras barbas, nos desmelenamos sin perder el control e hicimos un concierto chulo. A la gente le gustó, prueba de ello es que se puso a llover y de allí no se movió nadie”.

 

Parte de ese éxito tiene que ver con el hecho de que Senior canta en catalán. “Después de 15 años escribiendo canciones en inglés no fue un paso fácil, pero  tenía muy claro que mi lengua es el idioma perfecto para transmitir lo que tengo dentro de mí. Descubrí  a Antònia Font y, aunque estilísticamente no tenemos nada que ver, la música de Joan Miquel Oliver me hizo pensar: “Si hay alguien que compone en mi misma lengua y mola tanto como They Might Be Giants, voy a intentarlo yo también”. Porque lo cierto es que yo pienso, vivo y amo en catalán”. Aquel intento culminó en una propuesta musical que, allá por el 2006 comenzó a captar adeptos en su ciudad natal y que se estrenó con  L’experiència gratificant tres años más tarde. Ese álbum marcó la aparición de un artista inspirado por los grandes del folk y el nuevo rock tradicional americano pero que en ningún momento pierde la noción geográfica ni olvida el sitio en el que vive. Canciones como, Himne regeneracional y El signe del temps así lo corroboraron en su día. De hecho, cuando se le pide que defina su estilo, la respuesta siempre es la misma: valenciana. “¿De qué otro modo lo podría llamar? Hago americana pero en Valencia”.

Gran, segundo álbum de Senior i el Cor Brutal, es una obra compleja donde las canciones no se lo ponen fácil al oyente. “Para mí sí que hay singles. Lo que ocurre es que ése es un concepto que implica hablar de canciones que pueden sonar en la radio. Yo amplío esa idea a un estribillo con una melodía que sean pegadizos, y de eso sí que hay en Gran. ¿Un disco pesimista? ¡Rotundamente, no! Es un disco áspero, vital y, como mucho, dotado de una cierta mala leche. Pero no es pesimista. Rezuma amor”. Si el disco anterior fue autoproducido y grabado en Montevideo, mezclado en Louisville y masterizado en Nashville, esta vez simplemente se ha limitado a buscar un productor ajeno al grupo. “Quería que el álbum sonara de una manera muy concreta pero no sabía cómo hacerlo. Así como Neil Young fue el padre putativo del primer disco, para éste quería que los fueran Mark Linkous y Tom Waits. Por eso pensé en Refree. De hecho es en la única persona en la que pensé. Controla tanto una referencia como la otra, e incluso muchas de las que existen entre ambas. Además, es el catalán con el alma más americana que conozco”.

 

Gran es un álbum que habla de muchas cosas, entre otras, del tiempo presente. “El 15-M y la crisis financiera se me han colado todo el tiempo en las canciones. No de una manera obvia, pero si lees entre líneas, hay instrucciones sobre cómo acabar con el poder de banqueros, políticos y obispos. Es decir, toda esa gente que está en nuestra contra. Eso, por supuesto, es un acto de amor”. Actos de amor que no son nuevos en Senior. València, eres una puta, incluida en su disco anterior, era una canción de amor triste a una ciudad maltratada por sus políticos. “Los fascistas que gobiernan están acabando con la ciudad, prostituyéndola a ella y, por extensión, a todos sus habitantes, a cambio de dinero. Es una situación que se hace extensible a la música. El poquísimo apoyo institucional a la cultura hace que las iniciativas privadas duren muy poco y no se consoliden”. Dicho lo cual, se puede decir que Senior hace canción protesta. “Soy protestón por naturaleza. Intento no callarme, que me puede salir una úlcera y como el copago en la sanidad está a la vuelta de la esquina, mejor gastarse el dinero en otras cosas. Las personas debemos tener conciencia política. Política no entendida como un panfleto, un mítin, o una canción sino como la conciencia de quiénes somos, qué derechos tenemos y qué nos están arrebatando y quiénes son los que nos lo arrebatan”. Senior hace folk eléctrico adscrito al lema think global, act local. Es el link entre Sparklehorse y Pep Laguarda i Tapinería. “La música que hago se puede llamar rock, pop y hasta folk”, dice Landete antes de pedir otra ronda, aunque en fondo es consciente de que no existe mejor etiqueta para su música que la de valenciana.

Cor2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: